Comparte








Enviar

Este año (2006) se celebró el IV Centenario de Fundación de Oruro, ocasión en la cual se realizaron diversos homenajes que estuvieron a la altura del acontecimiento. En la sesión de honor del Concejo Municipal, realizada el 31 de octubre pasado, se entregaron medallas y galardones a todas las personalidades que se destacaron en los diversos campos del quehacer intelectual y cultural de Oruro.

Se aprovechó la oportunidad para hacer entrega del Cóndor de los Andes en el grado de caballero –máxima condecoración otorgada por el Estado Boliviano a sus hombres representativos y personas que colaboran estrechamente con el país– a don Ramiro Condarco Morales, uno de los intelectuales bolivianos más eminentes de la segunda mitad del siglo XX, y sin lugar a dudas el más destacado escritor orureño de similar periodo, habida cuenta su amplia y sólida formación humanista y gran producción intelectual.

Con carácter previo, el 25 de agosto se hizo un reconocimiento a la labor de los intelectuales orureños y su aporte al desarrollo cultural del país. La Academia Boliviana de la Lengua, en esa ocasión, rindió “homenaje a la intelectualidad orureña en la persona de don Ramiro Condarco Morales, destacada personalidad de la cultura boliviana y miembro, simultáneamente de las Academias Bolivianas de la Historia, de Ciencias y de la Lengua”, según reza el texto de la resolución 002/2006 de la mencionada corporación académica.

Condarco Morales “es quizá uno de los últimos exponentes del intelectual multifacético que discurre con igual desenvoltura por los predios de la historia, la cartografía, la antropología, la sociología y la poesía”, en palabras del consagrado bibliógrafo e investigador don José Roberto Arze.

La vasta producción intelectual de Condarco se inicia con dos poemarios: Mares de duna y ventisquero y Cantar del trópico y la pampa, ambos publicados en 1948, dos años después que fuera laureado en los juegos florales de 1946, con su Canto al Oruro Royal. Luego, en 1975, salió a luz Zedar de los espacios, poema épico ambientado en el espacio sideral y en 1989 publicó su último poemario: Madre Alba y poemas lineales. Más un bouquet de luz para Yulena.

Sobresalió también como biógrafo e historiador con obras como Zárate: El “Temible Willka“. (1966), Grandeza y Soledad de Moreno (1971), Rigoberto Paredes: historiador y etnógrafo (1971), Aniceto Arce. Artífice de la extensión de la revolución industrial en Bolivia (1985), Orígenes de la nación boliviana (1978), Historia del saber y la ciencia en Bolivia (1981), Historia del ilustre Colegio de Abogados de La Paz (1993). De todas ellas, la más conocida y difundida ha sido la biografía de Zárate Willka que marcó época en la investigación nacional. Este libro –en palabras de José Roberto Arze– vino “a conmover las concepciones estereotípicas sobre el papel de las masas indígenas en los agitados años de las luchas civiles que marcaron el tránsito del siglo XIX al XX y contribuyeron a que otros forjaran los lineamientos de una interpretación filoindigenista de nuestra historia”.

Condarco Morales incursionó, además, en la cartografía vinculada a la historia, ámbito en el cual publicó dos atlas fundamentales: Atlas histórico de América (1968) y Atlas histórico de Bolivia (1985), de gran valor para el estudio de nuestra historia.

Como antropólogo es autor de tres libros: Protohistoria andina (1967), El escenario andino y el hombre (1971) y Temas de antropología y arqueología (1989-1990).  Las dos primeras obras marcaron hitos fundamentales en el estudio de la antropología en nuestro país; El escenario andino desarrolla la teoría del control vertical de los pisos ecológicos, contribución realizada simultáneamente (pero de manera separada) por Condarco en Bolivia y John Murra en Perú.

También es autor de: Revolución del pan en Bolivia (1981), Tetragramas de la lengua castellana (1989), Breve Diccionario de Insultos (1989), Brevísimo diccionario filosófico del buen humor (1989) y Franz Tamayo: el pensador (1989).

El conjunto de los libros escritos por Ramiro Condarco Morales, conforman una obra que, sin lugar a dudas, lo caracteriza como uno de los intelectuales más distinguidos de todo el país, tanto por la profundidad con que trata los temas, como por el riguroso método seguido fielmente en todos y cada uno de sus libros y la adecuada utilización de las fuentes para la re-construcción de los personajes y períodos abordados por él en sus distintos trabajos.

Este polifacético intelectual orureño, al margen de las obras mencionadas en esta relación, tiene, al menos los siguientes libros  inéditos: La casta incaica (1968), Movimientos populares del período colonial (1976), El hierro en los Andes centrales prehispánicos (1979), El origen ando-indígena del arado de Castilla (1980), Historia económica de Oruro. Períodos prehispánico e hispano-colonial (1980), que ojalá pudieran editarse con el respaldo de algunas instituciones –estatales o privadas– vinculadas a la investigación y al desarrollo cultural.

Entre los reconocimientos que recibió en mérito a su vasta trayectoria en beneficio de la cultura boliviana, figura, además, del Cóndor de los Andes, el Premio Nacional de Cultura 2004 (compartido con los esposos Gil Imaná e Inés Córdova). Ramiro Condarco Morales nació en Oruro el 7 de octubre de 1927, en el seno de una familia de intelectuales entre los que sobresalieron también Lisandro Condarco Sierra (1886-1984), Enrique Condarco Sierra (1884-1948), Raúl de la Quintana Condarco (1946-2005) y en la actualidad Carlos Condarco Santillán.

La ficha bibliográfica de este artículo es: Ramiro Duchén Condarco, “Ramiro Condarco Morales: Una vida consagrada a la investigación”. TalCual No. 14 (LP.Dic.2006):50-51.