Comparte








Enviar

Agrónomo, escritor y arqueólogo orureño, nacido el 13 de agosto de 1886, y muerto en la ciudad de La Paz, el 31 de marzo de 1984. Padres: Dr. Osvaldo A. Condarco y doña Clotilde Sierra de Condarco.

Realizó estudios en la Escuela Reekie Inglés y Colegio Bolívar. Coorganizador del Oruro Royal Club (1904). Cofundador de la Revista Argos (1923) y colaborador de los periódicos La Patria, Noticias, La Unión, todos ellos de Oruro; El Diario y Presencia de La Paz.

Creador y ejecutor del plan de arborización de la ciudad de Oruro de 1923. Director del Departamento de Forestación de la Municipalidad de Oruro de 1918 a 1927. Miembro del Comité de Arborización de la misma ciudad de 1923 a 1926. Elaboró el proyecto de arborización de la ciudad de Potosí del año 1927. Funcionario de Administración Postal de Oruro de 1936 a 1950. Delegado en Oruro del Departamento Nacional de Arqueología de 1962 a 1966.

Autor de múltiples ensayos sobre arboricultura de altitud, floricultura, zootecnia y arqueología.

Escribió varios artículos sobre la arqueología en diversas zonas del departamento de Oruro; estudió con particular interés la cultura uru, a la que dedicó numerosos trabajos publicados, a su turno, en distintos órganos de prensa (seguir vínculo).

La labor de este prohombre orureño en beneficio de su ciudad natal, a través de la arborización, lamentablemente ha pasado al olvido. Así lo reconoce el propio Gobierno Municipal de Oruro que en su Fan Page institucional publicó el siguiente post el 29 de  octubre de 2018:

CIEN AÑOS DE ARBORIZACIÓN EN ORURO
Oruro ha llegado a los cien años de la primera y fructífera arborización, en la plaza Castro y Padilla y la Plaza 10 de Febrero.
No hubo homenaje ni recuerdo al respecto. Nadie se acordó de Lisandro Condarco Sierra, el primer profesional que se dedicó íntegramente a plantar árboles, hasta lograr resultados y a embellecer los jardines de una ciudad que había trabajado incesantemente para lograr el prendimiento de los árboles.
Los primeros ejemplares fueron traídos de un criadero de árboles de Santiago de Chile, del lugar llamado Santa Inés.
Sin embargo, mucho antes de 1918, hubo esfuerzos similares, sin resultados, con el entusiasmo de autoridades y vecinos que querían tener arbolitos. Varias veces se trajeron arbolitos de Cochabamba, Tarija y otros rincones de abundante vegetación, sin resultado alguno. A los arbolitos se los abrigaba bien e incluso algunos se mofaban de esa protección y decían que eran estatuas y que cuando las iban a descubrir.
Han pasado cien años de aquella dura tarea y es justo reconocer el esfuerzo de todos los orureños que han demostrado que con perseverancia se puede cambiar el rudo y frío ambiente.  https://es-la.facebook.com/AlcaldiaDeOruro/photos/cien-a%C3%B1os-de-arborizacion-en-orurooruro-ha-llegado-a-los-cien-a%C3%B1os-de-la-primera/1544085779070373/ (Visitado el 21 de junio de 2019)

Para tener una mejor idea sobre los aportes de Lisandro Condarco Sierra al desarrollo científico del país, en lo relativo a la agricultura, está el breve ensayo biográfico a cargo de Ramiro Condarco Morales: Lisandro Condarco Investigador y pionero, Parte I (Presencia Literaria, LP.2.Nov.1975) y Parte II (Presencia Literaria, LP.9.Nov.1975) (Seguir vínculos)