Comparte








Enviar

Franz Tamayo Solares (1879-1956), sin lugar a dudas, fue una de las figuras más importantes en el quehacer intelectual boliviano de la pasada centuria. La influencia de su pensamiento trasciende no sólo el tiempo, sino también nuestras fronteras.

Poeta, sociólogo, periodista, político, diplomático que dejó honda huella en la cultura nacional, practicó, también la medicina homeopática.

Elegido presidente de la República el 11 de noviembre de 1934, no logró posesionarse merced a un golpe de Estado, ya que el 1 de diciembre de ese año un cuartelazo encabezado por José Luis Tejada Sorzano, desconoció las elecciones de ese año y tomó el poder por la fuerza de las armas.

Considerado por la crítica como el máximo representante del modernismo en Bolivia, Tamayo es autor de Odas (1898), Proverbios sobre el arte, la vida y la ciencia (1905), Nuevos proverbios (1922), Nuevos rubayat (1927), Scherzos (1932) y Epigramas griegos (1945).

Escribió la mayor tragedia lírica nacional: La Prometheida o las Oceánides (1917) y Scopas (1939).

En el campo del ensayo aportó con: Creación de la pedagogía nacional (1910), uno de sus libros más difundidos, que recoge una serie de editoriales publicados en El Diario de La Paz sobre la educación en Bolivia, Crítica del duelo (1911) y Horacio y el arte lírico (1915).

Autor de numerosos artículos de prensa, que hasta el presente lamentablemente no han sido recopilados en su integridad, catalogados y clasificados, los mismos que se encuentran distribuidos en órganos de prensa como El Hombre Libre y El Fígaro, ambos fundados por él, La República, El Diario y  muchos otros periódicos y revistas de la época. Felizmente hoy, sus nietos, particularmente Gracian Bascopé Tamayo se dedica a la noble tarea de recopilar y difundir la obra de su ilustre abuelo, con el apoyo desinteresado de algunos estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz.

En nuestro afán por aportar al conocimiento y difusión de la obra tamayana, realizamos una primera aproximación bibliográfica a sus escritos y a los que fueron dedicados al estudio de su creación intelectual, investigación de la cual es coautor Raúl de la Quintana Condarco (1946-2005) y fue publicada inicialmente en la revista Signo, la misma que me permito poner a disposición del público interesado en este espacio virtual.